jueves, 19 de febrero de 2015

La Radiograbadora

La radiograbadora. Aquel artefacto tecnológico que nos devolvía horas de entretenimiento y música a cambio de un mantenimiento rustico, basado en un trapazo y algún "tuneo" con calcamonías de la época. Se trataba del sueño de todo pre adolescente que transitaba de la infancia a la adultez, con intenciones musicales.





Los existía en diferentes marcas y modelos, como la fayuca lo permitía. Se podían encontrar en formas y colores y hasta personales o de doble casettera.  Antes de la llegada del internet, el mp3 o incluso el CD. Teníamos que esperar largas horas de programación para encontrar esa canción que tanto nos gustaba y grabarla en un casette.


Para que al final la voz del locutor, o la identificación de la estación, interrumpiera nuestra grabación. Las radio grabadoras fueron evolucionando con el paso del tiempo. Los primeros reproductores fueron introducidos en el mercado por varias compañías a finales de los años setenta, cuando el sonido estéreo se agregó a los diseños existentes de grabación de radiocasete.


Así, se fueron fabricando modelos más sofisticados y potentes que a menudo se asociaban con fenómenos de los años ochenta: el breakdance y la cultura hip hop.



Sin temor a equivocarme todos llegamos a tener una de estas, en formas simples o complejas, por lo que estoy seguro que recordaran con cariño sus grabaciones y transmisiones. Dibujen una sonrisa hasta la próxima publicación.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

es muy probable que la mía todavía ande acumulando polvo en algún closet de casa de mis papás, tengo que buscarla!!!

Copalski Perez dijo...

MI MADRE TENIA LA PRIMERA DE LAS FOTOS, LA CAFECITA....

JC Jimenez (jcjimenezl) dijo...

Yo tengo la de la segunda foto, de los numeros de radio amarillos y todavia trabaja. El modelo es Sanyo M2402A.

Anónimo dijo...

En casa de mis padres aún conservan una grabadora idéntica a la de la última foto. Funciona de maravilla!