lunes, 15 de febrero de 2010

Tarjetas de telefono

Durante los ochentas aun se estilaba hacer llamadas telefónicas por medio de teléfonos públicos, gracias al cambio o monedas sueltas. Con la entrada de los noventas la telefonía publica revoluciono gracias a un sistema de lectura de chips, el cual venia integrado a una tarjeta.

Aquí aquellos teléfonos naranjas de monedas que se usaban durante los ochentas.

Las tarjetas prepagadas, se comercializaron al punto en que encontrábamos de varias denominaciones de 10,20,30,50 y hasta de 100 pesos. Los diseños variaban tanto que una moda de coleccionismo alrededor de ellas nació instantáneamente. A la fecha las colecciones y series de estas además de las comerciales que trian impresos anuncios se cotizan bastante alto entre los coleccionistas tengan o no aun crédito.


De las primeras series que salieron a principios de los noventas, observen el detalle de la N (nuevos pesos)

Una leyenda urbana mencionaba que dejándolas envueltas en papel aluminio dentro del congelador se volvían a cargar. Otra apuntaba que la pistola del entonces consola nintendo o nes disparada de costado sobre el chip también la recargaba.

La serie completa del museo sotomayo

Si alguno de ustedes llego a utilizar o a coleccionar alguna de estas tarjetas, espero haber dibujado una sonrisa.

3 comentarios:

yara dijo...

yo creo que todos llegamos a usar alguna vez una tarjeta, incluso mi hermano ubo un tiempo que se dedico a coleccionarlas, tanto de mexico, como de otros estados, todavia andan por ahi en la casa regadas

Cuauh dijo...

Eran un robo en despoblado esos mugreros de tarjetas, recuerdo que la llamada te salía en 4.50 el minuto, bastante carita, creo que después bajaron sus precios, y si para la última llamada te quedaba menos de esa cantidad, tu tarjeta ya no servía.

Tonny, el burócrata dijo...

De hecho, me parece queluego del terremoto del 85, Teléfonos de México instaló muchas casetas GRATIS, que no requerían monedas. Recuerdo que por la unidad Kennedy, había un par de casetas con sus teléfonos negros y que, ya no eran de disco. Aún así, la gente no se la pasaba colgada, y estos aparatos duraron mucho, hasta que TelMex, decidió cobrar por todo, y nacieron los teléfonos de tarjeta. Antes que las tarjetas de chip, hubo un muy breve período de pruebas, con tarjetas magnéticas blancas, con la gráfica en naranja. en la primaria donde iba había una caseta. Estas tarjetas se las comía el teléfono, como los cajeros automáticos, y hasta colgar la devolvía. Una curiosidad era que, al ser magnéticas, sí se cargaban o descargaban al acercarlas a bocinas o cosas así, solo que el resultado era impredecible!! Creo que todavía tengo por ahí alguna tarjeta de estas.