jueves, 29 de marzo de 2012

Ositos sacapuntas

Durante principios de la década de los noventas se logró ver una serie de sacapuntas con temáticas de animales muy tiernos, que las niñas de la época coleccionaban memorablemente.


Además de los osos, se comercializaron a su vez también conejos, mapaches, y hasta ardillas con el mismo modelo en el sacapuntas por debajo del muñeco fabricado en plástico y hule según fuera el caso.


Ignoro quien haya sido el fabricante original, pero las imágenes corresponden a la colección personal de Fernando Eguíalis, quien nos comparte vía mail, su material, y a quien le debemos la sonrisa del día de hoy. Por ello la lonchera le agradece el material proporcionado para la realización de este post.




7 comentarios:

Aseret dijo...

Síii...yo tenía uno y era la envidia del salón -porque me lo trajeron de México DF-

Aquí mi sonrisa :D

Gumpirola dijo...

Tuve uno, el osito pastelero, la verdad es que no me acordaba hasta que ví las fotos, muchas gracias por el recuerdo. Saludos

Anónimo dijo...

Yo (hombre) vivo por el centro del DF y puedo decir que los vendian como pan caliente en los puestos ambulantes cercanos a tepito, estoy seguro que eran jugetes chinos traidos de contrabando desde EU, pero si que los recuerdo, es mas recuerdo que un dia me regañaron por que una de mis tias compro varios para vender y yo los tome para jugar... buena sonrisa

Anónimo dijo...

Tengo un vago recuerdo de haber tenido uno en la primaria, pero no se cual ni como llego a mis manos jejeje Saludos

Sergio

Anónimo dijo...

Lo habia olvidado!!Que recuerdos !!yo tenia los ositos de la segunda imagen los que estan abrazando un corazon, eran muy tiernos,me gustaban mucho, llegue a tener 4 ositos sacapuntas pero me lo robaron en la primaria T.T...

belerioth dijo...

Yo recuerdo que los vendían en los tianguis y mercados. Hubo de muchas formas, pero de los expuestos aqui sólo recuerdo el oso pastelero y la osa con el moño rojo en la cabeza. La verdad es que el sacapuntas no era de buena calidad (quizá por ello eran tan baratos) ya que te rompían el lápiz porque se atoraba al no tener filo la navaja y terminaban haciendola de juguetes.
Unos productos muy parecidos fueron los prendedores con forma de animalitos que se pusieron muy de moda en los años 80. Sólo se les movía la cabeza y se prendían de la ropa de uno con los brazos (que funcionaban como pinzas de ropa).

Malu Caballero Martînez dijo...

Mi prima y yo teníamos estos sacapuntas :)