jueves, 6 de noviembre de 2014

Reloj de cuerda con estuche para viaje

Con este post, pecare de ser muy personal, sin embargo recuerdo muy vivídamente que de niño veía en la cómoda de mi madre un reloj exactamente igual al que les comparto el día de hoy.




Se trataba de un reloj con estuche integrado, a base de cuerda que contenía alarma, siendo todo mecanizado, como se estilaba en aquel tiempo antes de la llegada de los eléctricos y digitales de hoy en día.


Podía ser resguardado dentro de su propia coraza y era genial para viajes dada su naturaleza, si alguien logro recordar alguno así, mientras ve las fotos, que le deje un grato sabor de boca y dibuje una sonrisa por el resto del día.

3 comentarios:

José Alfredo dijo...

No manches!!!, mi mamá tenía uno igual (solo que la cubierta era de tono más crema).
Conoces más de la historia de estos relojes?? porque parece que fueron bastante populares en la primera mitad de los 80's. Recuerdo que solía darle cuerda y me gustaba ponermelo en el oído para escuchar el mecanismo, allá por 1984 u 85.

Anónimo dijo...

En mi casa también hubo uno de estos!!! Primero en el buró de mis papás y luego me lo dejaron y estuvo muchos años en el buró de mi cuarto hasta que un buen día ya no supe más de el.

Anónimo dijo...

Yo aun tengo uno y funciona perfecto, era de mi papá y me quedo como recuerdo luego de su muerte...