jueves, 20 de mayo de 2010

El Sr. cabeza de papa

Este es uno de esos fenómenos extraños que se vuelven un éxito inmediato y transpasan de generación en generación. Si tomamos en cuenta que apareció a finales de la decada de los cuarentas es a la fecha uno de los juguetes mas viejos que han sabido reinventarse y mantener su exito. Creado por George Lerner fue hasta 1952 que el sr. cabeza de papa salio a la venta en forma, debido a que originalmente las piezas venían incluidas en los cereales y se utilizaba una papa verdadera para armarlo.


Con el éxito la sra. cara de papa y el hermano spud se unieron a la parafernalia que se han vendido hasta la fecha, reinventando la idea en donde personajes de star wars, transformers y spiderman han sido utilizados por el personaje.




En vez de ponerles fotografías normales, la temática del sitio me impone presentarles la versión que yo llegue a tener a principios de los ochentas. Si alguien logro tenerlo o recordarlo espero haber dibujado una sonrisa.

4 comentarios:

yara dijo...

fijate que de ese no recuerdo mas que cuando lo vi en toy story que me gusto tanto que segun yo se lo compre a mi hijo pero lo cuidaba mas yo que el jajaja

Pedro dijo...

jaja pues igual que el yara yo tambien lo conoci hasta toy story, ni sabia que existia antes, yo tengo el de Darth Daver, esta bien cura

{{El Diablo}} dijo...

Jaja oye, pero aquí puede haber una ligera confusión, no?

El personaje, hasta donde sé (corrígeme si me equivoco) se llama Sr. Cara de Papa.

El Señor CABEZA DE PAPA es una forma coloquial de referirse al pene (o al menos así le digo yo a veces, ya sabes, estas cosas del slang).


Saludos Enfermos.

zorro4l dijo...

no se si se comercializo en mexico antes del exito de toy story, mucho recuerdo las jugueterias de la epoca y jamas lo vi, ni recuerdo que ningun pariente o cuate de la epoca tuviera uno, siempre pense que fue una lastima, me parece un excelente juguete, muy didactico y divertido, ahora te lo encuentras en cualquier parte y he estado a punto de comprar uno nada mas por el niño interno y el gusto de tenerlo.