sábado, 17 de octubre de 2009

Crystal castle

Bien hoy remontaremos a la temprana década de los ochentas, cuando el atari 2600, era el nonplusultra de la vanguardia tecnológica en cuanto a entretenimiento se refería. Y el intercambio de cartuchos de mil y un títulos era cosa de todos los días.

En aquel tiempo nos encantaba jugar esto que si bien poco duraba antes de que mi encolerizada personalidad saliera a flote, debido a que el mendigo oso se atoraba en las esquinas, se retribuía en largas horas después de hacer la tarea.

Claro si bien me iba ya que mis padres no me dejaban jugar primero por el pretexto de que aventaba los controles al suelo en un arrebatado apasionamiento de las emociones humanas ósea me encabronaba fervientemente. Y segundo porque las largas horas de juego las pasaban ellos entre este y el pac-man.

A final de cuentas la dinámica como todos los juegos de atari era de naturaleza minimalista, en donde una mancha café que nos hacían pasar por oso recolectaba gemas entre distintos niveles, donde al mas puro estilo de halloween enfrentaba toda clase de aberraciones como fantasmas, gusanos gigantes, brujas con calderos, y sobre todos arboles que respiraban y se movían rapidísimo, por lo que no sabias si brincarlos o correr del enjambre de abejas que te perseguía.





Si alguien recuerda haberlo tenido o jugado, espero ser el causante de dibujar una sonrisa.

2 comentarios:

EnNa dijo...

Jajaja... lo bajé en mi emulador de Atari para el iPhone... claro, nunca fue lo mismo porque faltaba "el" control...

EL control... (énfasis en EL).

Anónimo dijo...

Werotaker dijo..
ESte yo lo tuve, entre otros como el de gremlins y el infame E.T...