miércoles, 28 de octubre de 2009

Las chucherias del malecon

Durante gran parte de la década de los ochentas era muy común comprar mercancía de fayuca, es decir traída de estados unidos sin pagar el impuesto necesario y es que en aquel tiempo la apertura económica era muy cerrada. Así pues los almacenes como Blanco, Comercial Mexicana y Chedrahui (que eran los únicos en Veracruz) tenían el monopolio de los juguetes.

A pesar de esto los puestos colocados en los centros turísticos y mas específicamente en el malecón ofrecían una cantidad impresionante de productos, por su puesto con la apertura estos fueron perdiendo terreno hasta quedar degradados en venta de artesanías y playeras.

Aquellos días podía uno encontrar maravillas como las que les traigo a continuación, a ver de cuantas se acuerdan o llegaron a tener.

LA BOLIGOMA

Era una extraña masa, que hacia de todo, podias aplastarla, amasarla, estirarla, deformarla, rebotaba y hasta podias calcar con ella, aunque a mi no me gustaba por que se ensuciaba. Y ya saben que con mi eterno deficit de orden me pegaba mas cañon en ese tiempo.




LA PLUMA TRANSFORMER

Ya habia posteado acerca del reloj transformer, y como en ese entonces era la moda, adivinene si habia tambien plumas que se convertian en robots, las cuales rean las delicias durante los recreos de la primaria. al principio fue novedad pero con el paso del tiempo todos tenian una y se perdio el encanto.



EL MINIPIANO

Cuantos de nosotros no llegamos a tener esta cosa, donde lo unico que aprendiamos era a tocar estrellita con el libro que traia las notas para que uno se lo aprendiera de corrido. Por supuesto he de haber tenido en todos los colores que salieron aunque ignoro cuanto habran costado todas estas baratijas.

LOS PLUMONES MAGICOS PAPERMATE

bien llegamos al nonplusultra de la magia infantil, los plumoncitos magicos papermate, era una serie de plumones cuyo particularidad incluia uno que era blanco el cual podias uasar para borrar, las tarugadas que hacias. aunque realmente era otro plumon con tinta blanca que pintaba encima creando la ilusion de que lo borraba, a fin de cuentas nos entretenia mucho.



ACCESORIOS THUNDERCATS

Reserve para el final, lo que todo niño ochentero tenia y queria, sus chucherias piratas de la espada del augurio y el guante garra de leon-o hechas de plastico corriente, en donde existian dos versiones una completa donde podias meter la mano y la espada mas simple o bien la de lujo, que es la que traigo aqui, donde la garra estaba solo a la mitad pero estaba mas detallada, como fuera proporcionaba horas y horas de juegos en el patio.




Si alguien recordo algo de esto, espero haber dibujado una sonrisa.

8 comentarios:

yara dijo...

pos mira de todo esto la boligoma me fascinaba, el piano claro que tuvimos uno y tocabamos las canciones que traia, y de los tundercats tambien y pos eso no pasa de moda ya que mi hijo tiene su clasica garra y espada

Anónimo dijo...

El minipiano era perfecto excepto por dos detalles: las melodías te las aprendías y después te daba la irresistible tentación de abrirlo para ver cómo funcionaba o visceversa si no aprendías a tocarlo (mi primer acercamiento a la electronica) y no tenía sostenidos, o si no yo sería Vivaldi hoy en día.
Chao

P.D. Igual quisiera tener uno ahora.

Anónimo dijo...

Hola, El plumón sí borraba efectivamente. Debía tener algún compuesto químico que hacía que se desaparecíeran las demás tintas. Pero después era imposible pintar sobre el lugar donde lo habías aplicado.
Qué recuerdos

fkta27 dijo...

Los plumonitos de paper mate!!!!! me acuerdo que li hice una demostración a mi papa(qepd) bien emocionada yo y resulta que no pude borrarle el manchon que le hice en la mano jajajajajaja. que tiempos aquellos, gracias por los buenos recuerdos.

Raul dijo...

Si que desquite mi boligoma!!! calcando, haciendola bolita, en fin. De los plumones recuerdo uno de tinta invisible, y luego le pasabas encima otro y se hacia visible.

Cuauh dijo...

Recuerdo que me gustaba dibujar a los Muppet babies cuando iba en segundo año con mis plumonitos. Igual tenía mi pianito y tocaba la de "happy birthday", era la más fácil. También tuve esa famosa garra de plasticote junto con la espada.

Anónimo dijo...

Como no recordarlo!! yo tube 2 mini -pianitos, cuando iba en kinder, recuerdo que uno era azul y el otro rosa, me gustaba mucho su sonido, y ahi empece mi gusto por la musica,ya que soy pianista.
Como quisiera tener uno otra vez jaja =)

juan dijo...

El comercial de la boligoma decía "... se estiiiraa... SE ROMPE!" Que divertido era calcar los monitos de los periódicos y reimprimirlos en hoja blanca, pero la boligoma quedaba oscurecida.