miércoles, 21 de octubre de 2009

El fabuloso milchistes

Recordemos que durante los ochentas la vanguardia tecnológica no existía, del internet ni imaginarlo, no había tele por cable con chingo mil opciones, y nuestros entretenimientos eran simples y baratos. De entre ellos rescato una revista que todos recordamos con cariño, el nunca bien ponderado mil chistes.

En esa época era consumidor de un sinfín de publicaciones que poco a poco iré poniendo, el videorisa, el karmatron, el loco max, la espada salvaje de conan el bárbaro, joyas ilustradas y quizás alguno que otro perdido.

La temática era relatar a forma de historieta los chistes del vulgo dentro de secciones como clasicos de oro y demás, había personajes inigualables como Agallon Mafafas y Sosimo Memelas héroes revolucionarios

Con forme la publicación fue ganando adeptos se incluía en las paginas centrales, una especie de anexo como novela grafica con algunos personajes como condonman o aquella de engendros de lovecraft, o una pos apocalíptica con el mismísimo personaje del milchistes.


Sin embargo este, no era el objetivo primordial de la calenturienta mente de los que fuimos chamacos a los 11 o 13 años, sino la exuberantes monitas que dibujaban y que de una u otra forma venían a a suplantar aquellos ejemplares del playboy de papa que nunca repito nunca encontrábamos.


En aquel entonces el precio pacto de la revista era de $970 pesos en vez de $1000. Como muchas otras que también les iré posteando. Así que para su deleite aqui les dejo un ejemplar en rar descárguenlo a ver de que se acuerdan.






Si alguien recuerda esto, espero haber sido el causante de dibujar una sonrisa.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No maaaaaaaaaaaannnnnnnncheeeeeeeessssssssssssss.....si que eran las favoritas de los chamacos calenturientos. Como no?...si las monitas las pintaban lo mas parecidas a la realida y super buenas. Cuantas cha!"&WR&//=/ mentales (y fisicas) no inspiraron esas monitas?.....super...gracias por ponerlas y hacernos recordar viejos tiempos. Por cierto....será que se puedan conseguir todavía ejemplares de esos en algún lugar?. Espero que sip...asi que avisen. jajajajajaja

yara dijo...

es verdad tambien yo leia el mil chistes, aunque nunca entendi pork a las viejas si las dibujaban todas buenonas y las hombres todos ñengos, debian de haverlos dibujados asi bien mameyes

Anónimo dijo...

A mi en mi infancia me prohibieron leerla! En 2004 entré a trabajar a una editorial como diseñador gráfico y ahí conocí a varios de los dibujantes del mil chistes como a Nacho Quezada y a sus hermanos. Todos bastante pobre económicamente pero gente muy talentosa.

Erixu Ouji dijo...

Q hay


¿Que no encontrabas las del Playboy? Uhhhh!!! yo sí ;)

La Playboy, Caballero y otra que no recuerdo cómo se llamaba.

Saludox.

OmniPresente dijo...

Eran geniales y más cuando uno era un ardolescente con hormonas alborotadas. Estaban chistosos y algunas veces terminaban salpicados de.... mmm ok.. mejor no digo. Pero es que difícil para un ardolescente de esos tiempos ver porno

Hur dijo...

si lo recuerdo y con gran alegria.
un comic de lo mas diferente, super divertidisimo!!!!
el primero que compre me lo rompio mi mama, fue el unico al que le hizo eso pero si me dolio porque los dibujos se veian buenisimos.
sonrisa de chiste y con lentes para ti!!!!1

Spartan Badger dijo...

JAJAJAJAJA que buen post ¿como olvidar al inigualable Condonman: el enmascarado de latex y sus sexosas aventuras jajajaja, estos eran chistes picantes pero buenos, no rayaban en la vulgaridad y chiste de pastelazo de hoy. Yo las coleccionaba (a pesar de que mi jefa nunca estuvo de acuerdo) pero un buen dia en vacaciones de verano me fui a la casa del rancho de mis abuelos y cuando volvi ni rastro de mis revistas, supongo que mi madre las quemo en el boiler (que por esos dias era de leña jejeje)

juan dijo...

Condonman era buenísimo! lastima que lo descubrí muy tarde y solo compré 1 ejemplar pero a pesar de que era del tipo de mujeres obsenas y lectura barata, los chistes tenían una imaginación inigualable; como dijeron, sin duda los artistas eran sencillos pero muy habilidosos.

Imagínense una espía chichona bajando en paracaídas en forma de brasier.
Y Condonman lanzándose a las mujeres en posición de clavado y haciendo el sonido: "Chaca chaca, chaca chaca". jajajajaj