miércoles, 10 de noviembre de 2010

Lagrimitas lili ledy

Un clásico que se quedara impregnado en la memoria es el single promocional de esta muñeca, que bajo la linea "Llora, llora y mueve sus manitas..." fue el causante de un sinfín de apodos aplicados indiscriminadamente a todo aquel compañero que reclamaba, lloraba o hacia berrinche.


En su tiempo lo confundí con otra procedente de la misma marca llamada llantitos y posteada aquí. La idea central se basaba en un recipiente que almacenaba el agua y con una bomba hacia chorrear los ojos de la muñeca.



video



Quien no la haya recordado le dejo el anuncio original de finales de los setentas y principios de los ochentas. Quienes si lo hayan recordado les dejo de tarea una lagrimeante sonrisa.

6 comentarios:

levelghost dijo...

muy buen blog, entrar es como regresar al pasado!!! Felicidades por cierto, yo no tuve esa muñeca soy hombre, pero lo que si recuerdo es el delicioso aroma de plastico nuevo que tenian todos los juguetes!!!! ahhhhhhhhh que tiempos aquellos.
veo que no has publicado sobre "JOYAS LITERARRIAS JUVENILES" por que no me vas a decir que no las leiste... y kaliman??? te acuerdas??

Willy dijo...

jaj no te preocupes ya tengo material para esos dos posts. Saludos!!!!

Anónimo dijo...

ja ja, entre mi hermano y yo nos cantábamos la canción en tono de burla cuando alguno lloraba.

MONYSALMOR dijo...

Hola, mi hermana yo tuvimos esa muñeca de niñas.

Recuerdo muy bien que terminabamos con el dedo morado pues el boton que tenia la muñeca lagrimitas en la espalda que era el que hacia que le salieran las lagrimas estaba muy duro =( y casi casi nos sacaba las lagrimas a nosotras tambien pues como les digo teniamos que aguantarnos el dolor para que la muñeca llorara jajajaja.

Gracias por tan agradables y llorosos recuerdos jajajaj

Centellazul dijo...

y q si la recuerdo yo no la tuve :( pero como dices los apodos no esperaron y ami me decian lagrimitas lily :, gracias por compartir tan lindos recuerdos

juan dijo...

A esfuerzo que está en la memoria colectiva de los treintones, veo que todos sufrimos el apodo, pero no solo al llorar... yo de niño era algo pedorro y mis primos me pusieron "peditos lilí"